Editoriales, autores, eternos enemigos?

by ernesto on diciembre 11, 2011

Estamos iniciando un proyecto editorial enmarcado en los nuevos paradigmas de la edición digital. En este proceso, nos hemos encontrado con diversas opiniones, tanto de amigos, como de colegas o de “expertos” y no tanto que escriben o publican artículos en internet y en otros medios.

Esta semana ha sido interesante encontrarse con algunos puntos de vista contradictorios respecto al papel de las editoriales en el nuevo panorama del sector. Con el preludio marcado por el cierre del Proyecto Dominó de Seth Godin, la semana empezó con la charla de Hernán Casciari en el TED Rio de la Plata.

La presentación es por demás ilustrativa y refleja por un lado las percepciones de un autor y, por el otro, las potencialidades que para los autores tienen las nuevas plataformas digitales. A la luz de este video se generó un debate en el portal Gente de Libro que reflejan los miedos y angustias de los editores ante la posibilidad de que un autor pueda pasarlos por alto.

Y si hablamos de potencialidades, el martes me llega, via twitter, una invitación a financiar la edición de un comic. El concepto es novedoso (al menos para mi): Apoya el proyecto editorial y, de acuerdo a tu aporte tendrás diferentes versiones del libro final. En los hechos es una venta adelantada y, viendo por la cantidad de gente que decide pagar $us 30, cuando pueden pagar solo 10 ó 15 (ojo, que el aporte no se devuelve ni es una participación en una inversión, es una donación), está claro que el precio final

Y para completar al panorama, uno de los grandes grupos editoriales (Hachette) filtra un memo interno para defender su relevancia ante el ataque permanente de la autoedicion. El artículo original en inglés está aquí, pero esta es una traducción libre de dicho texto.

“Auto edición”es un término equivocado.

La edición requiere un una serie compleja de relaciones, tanto adelante como atrás de. La distribución digital  (que es en realidad lo que todos mencionan como auto edición) es solo uno de los componentes para traer un libro al mercado y ayudar a que el público lo conozca. .

Como una editorial de servicio completo, Hachette Book Group ofrece una amplica variedad de servicios a los autores.:

  1. Curador: Encontramos y alimentos a los talentos:
    • Identificamos autores y libros que resaltarán en el mercado.
    • Actuamos como colaboradores de contenido.
  2. Financiadores: Financiamos el proceso de escritura de los autores
  3. Especialistas en ventas y distribución: Aseguramos las audiencias más amplias posibles.
    • Llevamos nuestros libros a los lugares correctos, en cantidades adecuadas y al momento justo.
    • Aseguramos una amplia distribución.
    • Funcionamos como pioneros en el mercado, explorando y experimentando con nuevas ideas.
  4. Constructores de marca y protectores de copyright

La respuesta a este memo llegó inmediatamente de la mano de J.A Konrath, exitoso autor que auto edita sus libros. En su blog, en un largo post, responde punto por punto al memo. Pero también publica una respuesta breve en Digital Book World que pueden leer aquí. La traducción (como siempre, libre) es:

Las editoriales deben dejar de convencerse a ellas mismas y a otros de que son relevante y empezar a ser realmente relevantes. De esta manera:

  1. Ofrecer mejores pagos por royalties a los autores.
  2. Publicar títulos más rápido. Toma 18 meses desde que se entrega el manuscrito hasta que es publicado. Yo lo hago en una semana.
  3. Usar métodos contables actualizados y abiertos a los autores y pagar royalties mensualmente.
  4. Bajar los precios de los libros electrónicos.
  5. Dejar de pelear inutilmente contra la pirataría.
  6. Empezar a mercadear efectivamente. Los avisos y los catálogos no son suficientes. Tampoco es una cuenta de Twitter.

En definitiva, dos posturas, cada vez más extrañas entre si. Por un lado, las editoriales reclamando su relevancia en función a qué tan bien luchan contra la piratería, mientras que los autores creyendo que porque a ellos les va bien, los demás autores no deberían seguir trabajando con editoriales.

{ 0 comments… add one now }

Leave a Comment

Previous post:

Next post: