Día del Libro en Bolivia: celebramos?

by ernesto on abril 22, 2010

Cada 23 de abril, al igual que en cada Feria del Libro, la prensa “se acuerda” de nosotros y vemos en canales y periódicos notas y artículos relacionados con dos temas permanentes:

  1. Cuánto publicamos?
  2. Qué pasa con la Ley del Libro

Las respuestas son generalmente las mismas: 1) más que años anteriores y 2) nada. O sea:

Cada año, los autores y editoriales bolivianas publican más títulos que el año anterior. De los 983 títulos registrados en el ISBN el año 2007 a los 1300 y algo más  registrados el 2009, está claro que la producción bibliográfica boliviana está en alza. Pero esta mejora no solo es cuantitativa, es además cualitativa. Cada año editamos mejores libros.

Y en el caso de la Ley del Libro, lastimosamente el sector no puede celebrar aún. No hubieron avances ni siquiera en lograr una reunión con quienes tienen la función constitucional de proponer leyes en Bolivia relacionadas con el sector. La Ministra de Culturas, ocupada en organizar la Cumbre de la Tierra, hasta ahora no ha podido darnos un espacio en su apretada agenda para que nos presentemos. El Vice-Presidente tampoco ha podido darnos un momento, a pesar de su llamado en la feria del 2008 a inundar Bolivia de libros.

Pero esta falta de avance en la Ley no es el principal problema del sector. En realidad, la amenaza viene de otro lado: de los impuestos.

Luego de la aprobación de la Ley 843 que contenía un artículo de exención del impuesto a las transacciones (IT) para los libros, Impuestos Internos emitió una resolución, hace más de 16 años, ratificando que la venta de libros en el territorio nacional estaba exenta del pago del IT.

Lastimosamente, la administración de Impuestos cambió esa resolución con una interpretación diferente y ahora no son los libros los exentos, sino las empresas que estén registradas como editoriales o importadoras de libros. Bajo la nueva interpretación, cuando una editorial vende un libro, esta venta no paga IT, pero si la venta la hace una librería (u otro tercero), esa venta DEBE pagar IT. En los hechos la exención impositiva es ahora a la empresa y no al objeto. Para añadir leña al fuego, Impuestos Internos ha decidido cobrar el IT de forma retroactiva al año 2006, convirtiendo asi a las librerías en defraudadores de impuestos.

Por eso, en este 23 de abril, Dia Internacional del Libro, el sector no estará celebrando.

Comments on this entry are closed.

Previous post:

Next post: