Escrito por Sikorina Bustamante  Bibliotecóloga Docente, Carrera de Bibliotecología de la UMSA

Después de 6 seis meses de ser aprobada la Ley del Libro y la Lectura, el tan esperado Decreto Reglamentario que lleva el nombre del gran escritor tarijeño Oscar Alfaro, pasó su segunda barrera al ser aprobado por el Gabinete Ministerial.

Esta iniciativa legal, tiene el objetivo de “promover el ejercicio del derecho a la lectura y escritura en condiciones de libertad, equidad social y respeto a la diversidad de expresiones culturales, generando políticas públicas, planes y acciones de fomento a la escritura, lectura y acceso al libro, la creación cultural, literaria, académica y científica”.

Ahí las razones para celebrar la aprobación de este Reglamento, mucho más aún cuando los lectores y la sociedad de la información demanda el acceso al conocimiento para el desarrollo de los pueblos y se mejore la calidad de vida de los mismos.

La Constitución Política del Estado en su artículo 21 de los derechos civiles numeral 6 señala: “A acceder a la información, interpretarla, analizarla y comunicarla libremente, de manera individual y colectiva”. La ley del Libro apoya este artículo puesto que las Bibliotecas, Archivos y Unidades de Información deben abrir sus puertas a todo ciudadano que requiera información sin discriminación alguna.

El Reglamento de la Ley 366 del Libro y la Lectura prevén, de modo general, un conjunto de incentivos y beneficios. Por ejemplo la venta de libros de producción nacional y del extranjero estará exenta del pago de impuestos por el IVA (impuesto al valor agregado). Esto también beneficiará a las bibliotecas y otras unidades de información para la compra de libros, suscripciones a revistas y periódicos impresos en entidades que manejan bajos presupuestos para la adquisición de material bibliográfico y hemerográfico. Estos beneficios se aplicarán además a los textos oficiales del Estado Plurinacional.

La nueva normativa, permite, además, implementar programas, proyectos, estrategias e instrumentos relativos a la promoción, difusión, fomento a la lectura y el acceso al patrimonio bibliográfico que poseen las bibliotecas. Las unidades de información tendrán un rol protagónico en el acceso y transparencia a la información para anular aquellos casos en donde se aplican restricciones para el préstamo de material bibliográfico y en algunas incluso solo se puede consultar en la sala de lectura, aspecto que debe ser revisada, analizada y replanteada para llegar a un mayor número de lectores satisfechos.

Otro aspecto a destacar es la creación del Fondo Editorial del Libro Boliviano que será administrado por los Ministerios de Educación y Culturas y que tendrá el objetivo de recaudar fondos que servirán para la ejecución de políticas públicas del Plan Plurinacional de Fomento al Libro y la Lectura y la edición de libros declarados de interés nacional.

Además está la creación del Sistema Plurinacional de Archivos y Bibliotecas cuya tarea es la de promover la coordinación y cooperación mutua de los archivos públicos y privados y de las bibliotecas públicas y privadas para poder articular planes, programas, y proyectos.

Asimismo, obliga a todos los archivos y bibliotecas públicas y privadas del Estado Plurinacional de Bolivia, registrarse ante el Ministerio de Educación, los mismos que serán de conocimiento público. Al respecto es importante para la Sociedad de la Información conocer las Unidades Culturales con las que cuenta el país; su organización, sus servicios y productos para el apoyo al desarrollo de la investigación.

El decreto prevé que todas las entidades públicas del Estado Plurinacional cuenten con archivos institucionales, con el objeto de resguardar la documentación institucional inactiva. Al respecto, la siguiente tarea corresponde a todos los trabajadores de Unidades de Información (Bibliotecólogos, Archivistas, Historiadores, entre otros) realizar los trabajos de identificación, organización, clasificación, descripción, valoración, conservación, preservación y acceso a la información de la documentación activa; la tarea de conservación y preservación del patrimonio archivístico inactivo del Estado Plurinacional de Bolivia por Decreto Supremo 22146 corresponde al Archivo y Biblioteca Nacionales de Bolivia.

Hago llegar mi expresión de felicitación a todos y todas las personas que hicieron posible la reglamentación a la Ley del Libro, para que el país cuente con una norma legal cultural y de esta manera contribuir al acceso a la información y el conocimiento para que los pueblos puedan emplear en su desarrollo sostenible y por ende mejorar la calidad de vida.

 

{ Comments on this entry are closed }

Eran diez, pero son quince

by ernesto on mayo 13, 2013

15 novelas fundamentales

Biblioteca de las 15 novelas fundamentales producida por el Ministerio de Culturas y Turismo.

Gracias a la gentileza del Ministro de Culturas, tengo la oportunidad de contar con la biblioteca de las 15 novelas fundamentales que fue publicada por encargo del Ministerio, luego de un proceso de selección que no estuvo exento de controversias en todos los niveles (desde los autores, los encargados de la selección e incluso las editoriales nacionales propietarias de los derechos de algunas de las obras seleccionadas).

El Ministro ha sido claro en destacar que esta colección no es un “top ten” de las novelas bolivianas, sino que son las obras que, a juicio de los selectores, son las fundamentales para entender nuestra historia y nuestra sociedad. Y en realidad es a partir de este objetivo que debemos hacer algunos comentarios.

La idea de las 10 novelas fundamentales partió de la intención por parte de sus promotores en el (en ese momento) Vice-ministerio de Culturas de armar una biblioteca que pudiese distribuirse en los hogares bolivianos y asi asegurar que la gran mayoria de los bolivianos conociera esas obras que han marcado de alguna manera nuestra historia literaria o han reflejado nuestra historia política.

Lastimosamente, por problemas presupuestarios, esta idea no se materializó y al final el tiraje inicial de esta colección fue de solo 1000 (mil) ejemplares y se está tramitando la posibilidad de hacer 1000 más. Un total de 2000 ejemplares que no acercan esta biblioteca al objetivo inicial trazado. El plan “B” en este caso es apostar a que las editoriales saquen ediciones especiales, aprovechando el espaldarazo que el Ministerio de Culturas les da al nombrar a sus novelas parte de esas 15 obras fundamentales. Pero esto no ha ocurrido hasta ahora.

Cómo, entonces, aseguramos que esa selección logre una mayor difusión?. He conversado con algunos colegas y hemos discutido algunas ideas y en base a esos insumos me atrevo a hacer la siguiente recomendación:

Las obras de dominio público (que son solo 4), pueden ser editadas por cualquier editorial. Algunas harán un trabajo de mayor calidad en la edición, otras buscarán ofrecer una edición popular, pero creo que hay buscar la manera de incentivar a las editoriales para que publiquen estas obras. Tal vez se puede ofrecer ,a quien se anime a editar, la opción de incluir las notas que acompañan la edición actual, en el entendido que esas notas, al ser encargadas por el Ministerio deberían estar en dominio público.

Las once obras restantes, cuyos derechos patrimoniales pertenecen a herederos o editores necesitan tener un tratamiento diferente y es donde hay más complicaciones. En ese caso, depende de la iniciativa de cada editorial y de cada heredero si se procede con nuevas ediciones. Probablemente, para asegurar que esto ocurra, se podría incorporar estos libros dentro del currículo de secundaria. A partir de esto cada editorial hará los números necesarios para asegurar la mayor difusión de la obra y de esta manera acercarnos a ese objetivo inicial de contar con una biblioteca en cada hogar.

{ Comments on this entry are closed }

Se dice sobre la Ley del Libro y la Lectura …

mayo 8, 2013

Intentaré compilar lo que se dice sobre la Ley en distintos medios. Si desean pueden aumentar artículos, que yo no registre, en los comentarios. El Ministro de Culturas Pablo Groux comentó en su blog, sobre los comentarios despectivos que generaron la confesión del Presidente sobre su falta de gusto por la lectura y presentó su […]

Artículo completo →

Texto íntegro de la Ley 366 del Libro y la lectura Oscar Alfaro

mayo 6, 2013

LEY Nº 366 LEY DE 29 DE ABRIL DE 2013  EVO MORALES AYMA PRESIDENTE CONSTITUCIONAL DEL ESTADO PLURINACIONAL DE BOLIVIA Por cuanto, la Asamblea Legislativa Plurinacional, ha sancionado la siguiente Ley: LA ASAMBLEA LEGISLATIVA PLURINACIONAL, D E C R E T A : LEY DEL LIBRO Y LA LECTURA “OSCAR ALFARO” CAPÍTULO I DISPOSICIONES GENERALES ARTÍCULO 1. (OBJETO). La presente Ley tiene por objeto promover el […]

Artículo completo →

Un dato y un reto

mayo 4, 2013

Este artículo fue escrito para el suplemento Brújula de El Deber del sábado 4 de mayo. A tiempo de presentar la flamante Ley 366 del libro y la lectura “Oscar Alfaro”, el Ministro de Culturas  mencionó el dato: En un país con 332 municipios, solo existen 166 bibliotecas municipales, la mitad de ellas en el […]

Artículo completo →